CLIENTE: Coffee Life.

DESCRIPCIÓN: 6 bodegones, donde se puede apreciar los matices de cada composición de las cápsulas de café. En las fotografías se incorporan los ingredientes para facilitar visualmente estas características.

DESTINO: Para página web e imagen corporativa.

A diferencia de la fotografía de producto sobre fondo blanco, en la fotografía de bodegón publicitario, el objeto cobra vida, se presenta en un contexto que ha de lograr varios objetivos. Uno de esos objetivos es conseguir centrar la atención del potencial comprador en el producto. Por lo que una parte esencial del trabajo de un fotógrafo publicitario es poseer un alto conocimiento técnico de aspectos como la luz y el color, que pueden llegar a conseguir resultados contrapuestos sobre un mismo producto. Por ejemplo, respetando siempre los colores del objeto del bodegón publicitario, podemos conseguir que llame más o menos la atención según sea el color de fondo elegido, así como dar imagen de producto de mayor o menor precio. Siempre teniendo en cuenta la filosofía de marca y el nicho al que va dirigida.

Y aquí nace un segundo objetivo en las fotografías de bodegones, que es crear una imagen final que represente a la marca, destacando cada uno de los productos, las fotos de objetos aquí deben tener más cohesión que nunca, porque el objeto está rodeado de otros que deben ser secundarios a la vista del comprador, mientras que en la fotografía sobre fondo blanco, el objeto está claro, porque está solo. Sin embargo se obtiene la gran ventaja que consiste en poder darle un contexto que potencie más su función. Sea su belleza, su estética, su utilidad, el aspecto que sea importante a destacar, creamos una imagen final que conquista al potencial comprador porque ha generado emociones que derivan en el tan buscado deseo de compra. Hemos creado una necesidad y eso se traduce en una venta efectiva.

Para poder llegar a obtener una buena fotografía de bodegón es esencial un estudio previo en el que se marquen los objetivos a conseguir, y se defina la línea estética que seguiremos durante la sesión de fotos de objetos. Para poder obtener las mejores imágenes contamos con conocimientos técnicos muy amplios en el campo de la iluminación de estudio, algo imprescindible para un fotógrafo publicitario. Así como experiencia y formación en fotografía e-commerce. Nuestro objetivo es el mismo que el de cada firma o marca que solicite nuestros servicios, conseguir que el objeto del bodegón publicitario sea comprado. Para ello, es fundamental que los demás objetos que lo acompañan en este bodegón pasen a un segundo plano. Para ello contamos con el juego que aportan las luces y sombras, y también con rodear nuestro producto de objetos de muy difícil acceso para el consumidor, focalizando toda su atención en el único objeto importante, el protagonista de cada una de nuestras fotografías de bodegones.

Buscamos un bodegón publicitario que esté actualizado en cuanto a tendencias, pero siempre conservando ciertos criterios universales para que la vida útil de esa imagen de bodegón publicitario no quede obsoleta rápidamente. Sabedores de lo rápido que se consumen las imágenes hoy en día, es imprescindible atrapar la atención del comprador y crearle la necesidad de posesión en el menor tiempo posible, y ese tiempo en el comercio online son segundos. Por todo ello las fotografías de bodegones requieren mucho esfuerzo y conocimiento, técnica y práctica. Una buena fotografía bodegón no es creada correctamente sino es a manos de un fotógrafo publicitario profesional. Tu marca, tu producto, no merece menos.

ASÍ LAS UTLIZA NUESTRO CLIENTE...

Bodegon Publicitario 007